En los data centers, La estandarización busca simplificar la construcción, a través de la uniformidad. De manera similar, la modularización o uso de arquitecturas escalables genera beneficios para agilizar y simplificar todos los procesos, desde la planificación inicial hasta la operación diaria.

En general, los principales objetivos de la estandarización y modularización de un data center se pueden resumir en:

  • Mejorar la administración del dinero
  • Optimizar los procesos y maximizar el negocio

Pero ¿cómo se logran estos objetivos?
Con tantas partes y dispositivos involucrados en la infraestructura de un data center, es muy fácil notar que se trata de un negocio con un alto nivel de complejidad. De hecho, aumenta con la gran cantidad de fabricantes y proveedores que existen para cada dispositivo que compone el data center.

Al tener diferentes fabricantes y proveedores, los costos de instalación y mantención se ven incrementados debido a que se requerirán los servicios de cada uno de ellos. Pero la estandarización permite tener dispositivos de un mismo proveedor:

  • Requiere un único servicio para su instalación
  • Mantención con un proveedor
  • Reduce costos y optimiza el rendimiento.

El uso de arquitecturas inteligentes es necesario para lograr la mayor eficiencia energética posible en un data center y la modularización forma parte de este tipo de arquitecturas. Al utilizar una arquitectura inteligente modular se puede realizar un dimensionamiento de los equipos de acuerdo con su consumo en base a la demanda inicial que tendrá el servicio según lo esperado.

A su vez, lograr un dimensionamiento mejor proporcionado a la demanda permite diferir los costos de inversión, bajo un modelo conocido en Norteamérica como el modelo “pay as you grow”, lo que se traduce en “paga según creces”. Esto permite que las arquitecturas modulares tengan un crecimiento incremental en base al crecimiento del negocio. En otras palabras, la modularización de un data center es capaz de evitar la instalación de una arquitectura con dispositivos que generarán costos al inicio sin generar retorno. Además, se evitan los costos asociados a la mantención de equipos con poco o ningún uso.

Para entenderlo mejor, podemos pensar en la construcción de una casa con piezas de lego. Todas las piezas están estandarizadas y vienen por módulos de diferentes tamaños y colores, podemos estar seguros de que encajarán unas con otras y no tendremos problemas para que funcionen. Si hacemos una y se obtienen los resultados esperados, podemos construir más de la misma manera y saber de antemano cuáles serán los resultados, lo que hace que el proceso sea mucho más predecible.