Una sala informática está llena de componentes electrónicos que requieren un ambiente controlado para funcionar y operar de manera óptima. Factores como la variación de temperatura y humedad relativa deben ser controlados dentro de rangos reducidos con un nivel muy alto de precisión. Otro factor importante que se debe controlar es la distribución del aire para garantizar la estabilidad del ambiente. En estas salas es donde el procesamiento de la información es el alma de las operaciones que en ella se realizan.

Además de los componentes eléctricos, la mayor diferencia está en los problemas que se pueden generar por no tener las condiciones ambientales adecuadas dentro de cada sala. En una oficina, el mayor problema es la incomodidad de las personas.

Entonces, ¿cuáles son los problemas relacionados con condiciones ambientales inadecuadas en este tipo de salas?

Al igual que las personas que están dentro de una oficina, en una sala de informática el hardware también genera una carga de calor. Sin embargo, la carga de calor de estos equipos es mucho más sensible a los cambios de temperatura y humedad. Algunos de los principales problemas asociados a cambios en estos factores ambientales son la Temperatura, Humedad alta y/o Humedad baja.

Las operaciones de las salas informáticas generalmente se llevan a cabo de manera continua (24 horas al día, 365 días al año) por lo tanto, los dispositivos dedicados para estas operaciones se mantienen conectados y trabajando en todo momento.

Para el correcto funcionamiento, las condiciones climáticas ideales se encuentran en el rango de 22-24°C y 35- 50% de humedad relativa.

Esto debe mantenerse casi invariable a lo largo del tiempo, el sistema de climatización o aire acondicionado debe ser muy preciso, sin importar las condiciones climáticas o la temporada del año.

Lograr estas condiciones con un sistema de confort como el de una oficina no es posible, porque este sistema está diseñado para trabajar en rangos amplios de temperatura y humedad. Este sistema, no incluye un control dedicado para estos parámetros. Están pensado para que su funcionamiento se divida en 60% remoción de calor y 40% remoción de humedad aproximadamente. Esto hace mucho más complicado mantener los estrictos rangos de tolerancia requeridos para una sala informática.

La solución para climatizar una sala informática es usar un sistema de aire acondicionado de precisión. Estos, son capaces de mantener la temperatura en el rango ideal con variaciones muy pequeñas de ±0,56°C. Y la humedad con variaciones de ±3-5% de humedad relativa, las 24 horas del día, los 365 días del año.