Por Luis Ovalle Rodríguez – Magister en Energía Mención Nuclear Pontificia Universidad Católica de Chile

Las herramientas y equipos que se detallan a continuación buscan la esterilización del 100% del aire en espacios confinados, garantizando el control de enfermedades infecciosas que son transmitidas a través de aerosoles, desintegrando la estructura genética de coronavirus y otros microbios.

  1. ANTECEDENTES

Se sabe que muchas enfermedades tienen elevadas tasas de transmisión vía gotículas grandes cuando individuos susceptibles se acercan a 1 ó 2 m (3 ó 7 pies). (Nicas 2009; Li 2011). Dependiendo de los factores ambientales, estas gotículas grandes (100 µm de diámetro) pueden contraerse por evaporación antes de depositarse, transformándose en aerosoles (< 10 µm, aproximadamente). El término núcleo de gotícula se utiliza para describir la desecación de gotículas en aerosoles (Siegel et al. 2007). Los sistemas de ventilación no pueden interrumpir la rápida caída de las gotículas grandes, pero pueden influir en la transmisión de aerosoles infecciosos de núcleos de gotículas. Flujos direccionales de aire pueden crear patrones de flujos limpio-a-sucio y mover los aerosoles infecciosos para su captura o extracción.

  1. IMPLICACIONES PRÁCTICAS PARA PROPIEDADES DE EDIFICIOS, PERSONAL O&M, INGENIEROS, PERSONAL TECNICO Y TRABAJADORES DE EDIFICIOS

Ni siquiera el sistema de HVAC más perfeccionado puede controlar todos los caudales de aire y prevenir completamente la propagación de un aerosol infeccioso o la transmisión de una enfermedad por medio de gotículas o aerosoles. El impacto del sistema de HVAC dependerá de la ubicación y fuerza de la fuente, de la distribución del aerosol liberado, del tamaño de las gotículas, de la distribución del aire, de la temperatura, de la humedad relativa y de la filtración. Además, hay múltiples modos y circunstancias en los que se produce la transmisión de enfermedades. Así pues, las estrategias de prevención y mitigación de riesgos requieren la colaboración entre profesionales del diseño, propiedades, personal O&M, higienistas industriales y especialistas en la prevención de infecciones, al igual que la nueva adopción de hábitos utilizados con mayor frecuencia como el lavado de manos, el distanciamiento y la separación social.

La infección por COVID-19 puede darse por contacto con superficies contaminadas y luego llevarse las manos a la cara (menos común que el contagio persona a persona, pero en cantidad considerable). En tal caso, minimizar el riesgo de contagio por contacto es clave, ya que COVID-19 puede vivir en plástico y superficies de acero, hasta tres días. La limpieza tradicional podría dejar residuos de contaminación microbiológica, la cual puede ser eliminada con UVC, sugiriendo que una medida óptima consiste en aplicar múltiples métodos desinfectantes.

La IUVA coincide con las Guías para hospitales de la CDC (Center for Disease Control and Prevention) en que la efectividad del UVC depende de cómo se absorbe la luz UV, en las partículas en suspensión o en las superficies que contienen la amenaza microbiológica. También depende del espectro de acción del microorganismo, de la variedad de diseños de los dispositivos, y factores operativos que impacten en la dosis aplicada.
De modo que la IUVA reconoce, en el caso de que la luz UVC no pueda llegar a un patógeno en particular, este patógeno no podrá ser eliminado. Sin embargo, reduciendo el número de patógenos presentes se reduce el riesgo de infección; de lo que se deduce que la carga total de patógenos puede ser reducida sustancialmente aplicando UVC sobre las superficies fácilmente expuestas como una segunda barrera de limpieza.
Por lo tanto, el uso de luz UVC, puede disminuir y eliminar el riesgo de contaminación por COVID-19 a través aire, superficies y materiales.

Este tipo de mecanismos producen una variedad de luz UVC de entre 200 y 280 nm, más “fuerte” que la luz solar, por lo que puede causar severos daños a la piel y también dañar la retina de los ojos si estos son expuestos.

Tabla1. Aplicaciones luz Fija de Radiación UV. Ref. el AUTOR con imagen de KOLLFF iluminación.

Tabla2. Aplicaciones luz Fija de Radiación UV. Ref.: el AUTOR con imagen de Asociación Internacional Ultravioleta.
  1. DOCUMENTACIÓN TÉCNICA APLICABLE
  • Especificaciones técnicas generales.
  • Norma Chilena NCH
  • ASRAHE
  • Ley 20.949 – 25 kilos el peso máximo que un hombre puede manipular en operaciones de carga y descarga, manteniéndose en 20 kilos el límite para mujeres y menores de 18 años.
  • Asociación Internacional Ultravioleta